ENCUADERNACIÓN

Afición que produce adicción

MATEO MILLÉ

Posted by encuadernar on 26 Julio 2011

Cierto día, en el taller, vi como un compañero estaba encuadernando un libro sobre la historia naval de la primera guerra mundial, y pensé que ese ejemplar sería un buen regalo para mi cuñado, cuya profesión era la de marino de guerra. Como está ya jubilado, posiblemente le haría ilusión ojearlo y leerlo, ya que ahora, fuera del mando, tiene tiempo libre.

Ante la imposibilidad de hacerme con un ejemplar original, otro “compi” me dio la posibilidad de fotocopiarlo entero y así poder hacer un libro al completo. Y así fue. Pasados unos días trajo las fotocopias. Plegué, hice los cuadernillos, serré, cosí, encolé, hice media caña, cajo y encartoné. Intentando que pareciese antiguo, le pusimos falsos nervios. El lomo es en piel y los planos en tela. Guardas en cartulina y bisagras en piel. Rotulación en el lomo en el tejuelo debido a un pequeño fallo que no explicaré.

Y en las fotos, que no hacen justicia al trabajo realizado, os lo presento.

11 Responses to “MATEO MILLÉ”

  1.   antonio marina Says:

    Te quedo muy bie, clásico pero hay algo más clásico que un marino que no ejerce.
    Que duro es el quehacer del encuadernador/a. En su soledad pliega, corta y cose. Mide, encola y saca cajos. Prensa, repasa y refuerza. Pone tapas, lija, chifla y cubre. Palpa con sus manos, descubre imperfecciones y nota que sus dedos son su mejor herramienta. Solo, callado y con media sonrisa de felicidad contempla su labor satisfecho, agradecido, ufano.
    Y ¿ahora que?. Ahora hay que rotular. Confecciona rotulos en papel cebolla, mide, compone, calienta y prueba. Imprime huella, corrige, vuelve a imprimir huella, vuelve a corregir, por fin. Corta película, controla temperaturas, enfría y actúa, retira y contempla el resultado. Una “A”, una miserable “A” de 3 milímetros, nada en comparación al universo cercano, al todo que rodea, a la vida transcurrida, a los que acompañan en el camino, una nada de letra que no ha quedado fijada hace que el encuadernador se acuerde de todo y de todos, que no permita que alguien se le acerque, maldice, blasfema e incluso puede llegar a autolesionarse. Una porquería de “A” hace que lo vuelva a intentar, marca más la huella, quema la piel, se hunde y otra vez la “A” maldita no se fija, sino que estropea el libro, el cariñoso trabajo, la explendida labor, el humor y la satisfacción. ¡Cuidado!, no solamente la “A”, sino cualquier letra o signo d ela poliza.

  2.   Gorxas Says:

    gracias.
    Veo que tu tambien sabes lo que es la tarea. !que agobio! Será por eso que nos engancha.

  3.   illisbos Says:

    Es muy correcta la encuadernación, me gusta, incluso los colores elegidos son agradables, el rotulado es muy decente.
    El dorado, bien lo saben los grandes doradores, es una cuestión de tiempo, practica y querer. Contaba alguien, aficionado de los buenos, que además había que tener el día. Fijaros en Argenta, domina el tema y no esconde la cantidad de años que “practicó” en el trabajo diario tal disciplina.
    Como no puedo, ni deseo, controlar y reprimir ciertas tendencias, evocó a Klimt y la cantidad de pan de oro y tiempo que empleó en el retrato de Adele Bloch-Bauer.

  4.   Cornelia Bonner Says:

    Cierto día, en el taller, vi como un compañero estaba encuadernando un libro sobre la historia naval de la primera guerra mundial, y pensé que ese ejemplar sería un buen regalo para mi cuñado, cuya profesión era la de marino de guerra. Como está ya jubilado, posiblemente le haría ilusión ojearlo y leerlo, ya que ahora, fuera del mando, tiene tiempo libre.

  5.   Heriberto O. Valdez Says:

    Hombre depende de lo que comas… si comes ensaladas, verduras, pescado, carne 1 vez a la semana (y que no sea cerdo), te quitas de fiambres (solo se salva el jamon serrano y el lomo embuchado) creo que no engordarías muchos kilos. Ponte hasta el culo de ensalada de lechuga, tomate y cebolla y veras como un día de estos te verás la polla. Un saludo Si de eso no tengo problemas LOL Ahora que también te digo que yo empiezo y no paro, que ya no es la primera vez que me como 2 o 3 kg de tomates de una sóla tacada. Por eso digo yo empiezo y lo de parar es lo malo. Vamos que estoy pensando en fundar comedores anónimos para ver si me desengancho.

  6.   Glenda J. Callahan Says:

    Restaurado con lomo en piel rotulado en dorado con planos de papel pintado marmoleado.

  7.   Marianne R. Herring Says:

    Restaurado con lomo en piel rotulado en dorado con planos de papel pintado marmoleado.

  8.   Sterling Curtis Says:

    Restaurado con lomo en piel rotulado en dorado con planos de papel pintado marmoleado.

  9.   Faye L. Walter Says:

    Cierto día, en el taller, vi como un compañero estaba encuadernando un libro sobre la historia naval de la primera guerra mundial, y pensé que ese ejemplar sería un buen regalo para mi cuñado, cuya profesión era la de marino de guerra. Como está ya jubilado, posiblemente le haría ilusión ojearlo y leerlo, ya que ahora, fuera del mando, tiene tiempo libre.

  10.   Justine Osborn Says:

    Restaurado con lomo en piel rotulado en dorado con planos de papel pintado marmoleado.

  11.   Travis M. Bailey Says:

    Cierto día, en el taller, vi como un compañero estaba encuadernando un libro sobre la historia naval de la primera guerra mundial, y pensé que ese ejemplar sería un buen regalo para mi cuñado, cuya profesión era la de marino de guerra. Como está ya jubilado, posiblemente le haría ilusión ojearlo y leerlo, ya que ahora, fuera del mando, tiene tiempo libre.

Leave a Reply



XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>